En ocasiones, hay conductas que parecen divertidas por parte de nuestros cachorros, pero cuando son adultos se convierten en molestas, como por ejemplo posar sus patitas en nosotros. En esta ocasión, debido a la falta de una comunicación clara y concisa para el animalito, solo repite aquellas conductas que le reportan beneficio, ya que en algún momento fueron confirmadas por nuestra parte. Para ellos desaprender no es dificil, siempre que le reporte un beneficio. Con autorregulación emocional, el perro puede aprender nuevas formas de actuar, por voluntad propia y con mayor motivación.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.